El bolso , complemento imprescindible.

Algunos modelos de bolsos son una necesidad absoluta, especialmente si queremos tener una buena coleccion de ellos, en la que no pueden faltar los bolsos de lana.
Puedes guardar en tu armario modelos de diseñador hechos a mano para usarlos en cualquier momento y con cualquier atuendo.
Aquí están algunos de los modelos atemporales que se adaptarán a cualquier estilo.
1 – Bolsos mochila
Los bolsos de bandolera que dan un acabado nostálgico a los trajes con los que están combinados, son grandes en su parte inferior y se hacen más pequeños hacia sus partes superiores, que pueden cerrarse mediante lazo.
Gracias a su amplitud, puedes llevar todas tus pertenencias fácilmente.
Estos bolsos se pueden comprar como modelos usados ​para llevar en la espalda como una mochila.

2 – Bolsos de viaje
Los modelos de bolsos de viaje, que le dan un estilo clásico y bohemio con su forma, son uno de los modelos de bolsos más populares de los últimos años. También puedes usar estos modelos que usas en su vida diaria en el caso de cenas o reuniones.

3- Bolsos de mano

Los bolsos de mano de lana se han vuelto cada vez más populares en los últimos años y que se pueden usar en casi todas partes, como para la oficina o para invitaciones, son el foco de atención de las mujeres por su uso cómodo y práctico.

Los modelos de mano parecen muy clásicos pero  pueden volverse muy vibrantes con solo unos pocos toques.
Por lo general, se llevan con la mano, pero también se pueden usar como bolsas de hombro, como es tradicional  si se les añade una larga correa para el hombro.

4- Bolsos bandolera

Los bolsos bandolera  se encuentran entre los modelos de bolsos que se han vuelto cada vez más populares en los últimos años. Puedes usar bolsos bandolera, que siempre han sido populares, y que le agregan una delicadeza refinada a tu atuendo para invitaciones especiales, cenas elegantes o fiestas de verano.

Como en otras ocasiones, te damos algunos consejos para que tus bolsos te duren más tiempo en perfecto estado.

Aunque probablemente compres nuevos modelos de bolsos casi todas las temporadas, es bueno poder usar en determinadas ocasiones bolsos de temporadas pasadas pero que parezcan nuevos.

Bolso dentro del bolso

Si prefieres bolsos grandes o es más grande de lo habitual, puedes insertar un bolso (pequeño y delgado) en su interior, luego, puedes poner todas sus pertenencias posibles  (esmalte de uñas, pintalabios, perfume, desodorante, agua, etc.) en esta bolsa más pequeña.


Usa papel de hornear (en lugar de periódico)
Los bolsos pierden su forma no solo cuando se usan en exceso, sino también cuando se usan mal. En primer lugar, siempre mantén tus bolsos llenos, esa es la clave. Lo primero que generalmente usamos en este caso es un periódico, pero los periódicos pueden dejar suciedad y polvo. Por lo tanto, el método más seguro es llenar el interior de tu bolso con papel de hornear para mantener su forma.

Separando los líquidos
Cuando colocas artículos como perfume, una botella de agua, colonia, etc. dentro del bolso, siempre existe la posibilidad de experimentar una mala sorpresa. Si deseas evitar que los líquidos arruinen tu bolso, siempre debes ponerlos en una bolsa de plástico  para garantizar la seguridad del bolso. Si te parece poco glamuroso, recurre al primer consejo.

 

Cuidado semanal

El cuidado periódico es en realidad el secreto de este complicado negocio. La forma más segura es limpiar con un paño húmedo una vez a la semana.