Cambia de imagen con un rizador de pelo.

Tanto si eres de las que te gusta cambiar frecuentemente de peinado como si solo lo haces en ocasioners especiales,  un rizador de pelo es algo que debería estar entre tus accesorios para cuidar tu imagen.

No es fácil decantarse por un modelo concreto, así que te vamos a ayudar con algunos consejos para que aciertes con el rizador que mejor se adapte a tus necesidades.

Es esencial tener claro qué es lo que quieres conseguir ( rizos , sí , pero ¿Qué clase de rizos?) , el presupuesto que estás dispuesta a invertir , si tienes sitio de sobra para guardarlo, el tipo de pelo y la experiencia que tengas en manejarlo y la calidad del rizador , que podríamos valorar como la duración que son capaces de durar tus rizos sin que causes daño a tu cabello.

Atendiendo a estos aspectos ,  distinguiremos entre los moldeadores con pinza y sin ella.

Los modelos con pinza son los más usados, tienen una pinza que sujeta el pelo mientras se calienta,esto lo hace más fácil de manejar ya que evitas molestias causadas por el calor en las manos o cabeza.

Sí no tienes experiencia con rizadores , podría ser una buena elección.

Al existir una gran variedad de modelos , seguro que encuentras con el tamaño de barril ( para el rizo) que más te guste.

Por contra , la sujeción del pelo , puede dejar marcado ( similar a una arruga en una prenda de ropa) estropeando ligeramente el rizo , especialmente si te pasas con el tiempo de fijación.

El tipo de rizador sin pinza requiere algo más  de práctica para manejarlo ( sin quemarte los dedos) pero puedes obtener mejores resultados.

También disponen de una gran variedad de barriles para enrollar que nos permite crear una gran variedad de rizos.

En ambos casos, es un accesorio que te vendrá muy bien a la hora de darle un cambio de imagen a tu peinado, y sobre todo para esas ocasiones especiales, que afortunadamente cada vez hay más, pero incluso para darle un toque a nuestro día a día nos puede venir muy bien.